Conoce cómo vender joyas heredadas: pasos a seguir

Las joyas heredadas son aquellas que son transmitidas en el reparto de una herencia, que comúnmente suceden con el fallecimiento de un ser querido. Estas pueden haberse transmitido durante varias generaciones, pero si se da el caso de que no quieras quedarte con estas joyas, bien porque no sean de tu gusto o porque necesitas un dinero rápido, puedes venderlas para conseguir un ingreso bastante sustancioso

Hoy te traemos un artículo donde queremos explicarte cómo vender joyas heredadas y las mejores formas de hacerlo y conseguir el máximo beneficio posible.

Cómo vender joyas heredadas y dónde hacerlo

El primer paso sería conocer el valor que las joyas en una herencia pueden llegar a alcanzar en el mercado. Para ello te puedes valer del propio valor material que poseen, que lo conforman los metales y piedras preciosas, su valor estético y antigüedad, por lo que podrías realizar una investigación buscando los valores que alcanzan joyas similares en la red. El recurso más fiable será siempre recurrir a un servicio de tasaciones profesional, que te proporcionará el valor más ajustado al mercado.

Lugares donde vender joyas heredadas

Uno de los principales puntos en cómo vender joyas heredadas es conocer en qué lugares las puedes ofertar. Estas son algunas de las opciones más comunes a las que recurren los vendedores, donde deberías escoger cuál es la opción que más te conviene.

Casa de empeños

En caso de que necesites un dinero rápido, sin llegar a perder tus preciadas joyas, es recurrir a una casa de empeños o los montes de piedad, donde puedes conseguir un préstamos dejando estas joyas como fianza. En caso de incumplir el pago, dicha entidad subastará las joyas, y si consigue una cantidad mayor a la que ha prestado, esa diferencia se te reembolsará

Tiendas de compraventa de oro

En este tipo de establecimientos solo se valora la cantidad de oro y el nivel de su pureza, sin tener en cuenta su diseño o valor histórico. Esta se trata de una forma muy rápida de conseguir dinero rápidamente, pudiendo salir de la tienda ya con él, pero al final el precio es muy alto, pues las joyas se mandan a fundición y se perderán para siempre.

Casas de subasta

Al contrario de las tiendas anteriormente mencionadas, las casas de subasta valoran bastante tanto su diseño y antigüedad de las joyas, además de su valor material. Aunque el mayor inconveniente es la comisión que cobran, entre un 15% y un 20% del precio que se logre conseguir, y también es un proceso largo que puede llegar a prolongarse en torno a los 2 meses.

Venta a particulares

La principal ventaja de vender tus joyas a un particular es que no necesitas intermediarios en ninguno de los procesos, por lo que el precio se puede ajustar a tus necesidades. A la hora de vender tus joyas por este método, es importante tener en cuenta los Impuestos de Transmisiones Patrimoniales o ITP, que varían según la comunidad entre un 4% y 10%. Una vez que se ha efectuado la compra, se tiene que presentar el certificado de compra y abonar el ITP en la Delegación de Hacienda en un plazo de 30 días hábiles.

Joyerías especializadas

Aquí entran es juego las joyerías que están especializadas en la compra y venta de joyas antiguas, donde te proporcionarán un precio razonable por tus joyas. En Salazar y Bermúdez nos dedicamos a esto, y contamos con un servicio de tasación totalmente gratuito y sin compromisos.

Joyerías especializadas en Madrid

Esperamos que este artículo sobre cómo vender joyas heredadas te haya sido de ayuda. En nuestra joyería en Madrid salazarybermudez.com tenemos una gran trayectoria en la compra y venta de joyas y relojes antiguos, por lo que no dudes en visitarnos si estás interesado en vendernos una, te daremos el mejor precio.

Comentarios

Esto opinan nuestros lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre privacidad.

Responsable: MARÍA TERESA MONTOYA ÁLAMO Finalidad: publicar tu comentario. Legitimación: por tu consentimiento expreso. Destinatarios: no cederemos tus datos a terceros salvo a las administraciones que estén legalmente autorizadas. Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: en nuestra política de privacidad.